Apariciones de Jesucristo en las películas de superhéroes

Apariciones de Jesucristo en las películas de superhéroes

Si bien es cierto que el cristianismo ejerció una influencia indiscutible sobre la cultura mundial, uno se sorprende encontrando referencias a lo cristiano en algo tan común y popular como el cine de Holywood. Y no en cualquier cine, sino en las películas de acción o películas de superhéroes.

La trilogía MATRIX a pesar de sus años sigue siendo una obra muy inquietante. Hay quien la llama “la película más filosófica que se haya hecho nunca”. Lo cierto es que cada detalle de su argumento puede tener conexión con algún problema filosófico. La película muestra el concepto clásico de la filosofía sobre si el mundo alrededor es real o ficticio; en especial desde las ideas del mito de la caverna de Platón, una alegoría acerca de vivir creyendo que lo irreal y falso es la verdad. Además de una clara referencia a la filosofía cartesiana en cuanto a la imposibilidad de distinguir el sueño de la vigilia. También es fácil leer el argumento de Matrix como una crítica de la sociedad en la que el sistema esclaviza a los hombres quitándoles la voluntad y la misma consciencia de su esclavitud.

Y si a alguien le parece poco, los Hermanos Wachowski han llenado la película de una gran cantidad de referencias al cristianismo. La historia de Neo es casi idéntica a la de Jesús. Salvo pequeños detalles. No son los profetas los que anuncian su llegada sino el Oráculo. El Elegido no es hijo de carpintero, sino informático. Y el que lo descubre es Morfeo, no Juan el Bautista. Las autoridades del Templo que persiguen al Mesías, son los agentes del Matrix. El Elegido muere luchando por la salvación de los hombres (que esta vez son esclavizados no por el pecado, sino por máquinas). Vuelve a la vida, es salvado, pero no por la fuerza de la Trinidad sino por el amor de una mujer llamada Trinity (que viene a significar eso mismo – Trinidad). No falta el discípulo traidor, esta vez se llama Cypher, no Judas. Y ha vendido al Elegido para tener una vida mejor (algo más que 30 monedas, pero en el fondo – lo mismo). ¿Más referencias a las Escrituras? He aquí más referencias: Los hombres que han conseguido escapar de la esclavitud de las máquinas se refugian en la ciudad llamada Zion. Zion, Tzion, Tsion o Sion, es todo lo mismo – La ciudad de David.

Y si todavía queda alguien por convencer que mire el traje de este joven justiciero y que me diga si lo que lleva Neo no es una sotana.

Por supuesto, Matrix no es el único caso: la misma productora Warner Bros hace poco volvió a hacer referencia a la historia de Jesucristo en otra película heroica – El hombre de acero, una versión nueva de la vieja historia de Superman.

“Siempre ha habido vagas referencias a la figura de Jesús en el personaje de los cómics inventado por Jerry Siegel y Joe Shuster en 1932, a partir de la idea de este hijo enviado a la Tierra por su padre e inicialmente sin deseos de aceptar y usar los propios poderes para resolver los problemas del mundo. En este caso, hay otras referencias como los 33 años del protagonista”. (aciprensa.com) A nivel de imagen hay más vínculos. Si puede haber espectadores que no vean en la imagen de Superman con las manos atadas una referencia al Ecce Homo, este crucificado en el aire no deja lugar a dudas.

Esta vez Warner ha ido más lejos aún. Ha creado una página web, en la que se publican materiales de catequesis “para pastores y familias que deseen profundizar en la idea de un Jesús como superhéroe”.

“Superman se ofrece a sí mismo para salvar la Tierra. Superman pierde, la Tierra gana. Pero después se da cuenta de que debe luchar para salvar la Tierra y se queda para mantenerla a salvo. Jesucristo no solo se entregó para revertir el juicio contra nosotros, se levantó victorioso –y continúa luchando por nosotros. Estas verdades se reflejan en el Nuevo Testamento”. Esta es una de las enseñanzas y discusiones que Man Of Steel Ministry Resources sugiere para plantear a los más pequeños de la casa en un PDF con pasajes de la biblia y preguntas para discutir con ellos. (fotogramas.es)

Aún teniendo en cuenta este “Sermón del Superman”, sigue sin estar claro el objetivo de la compañía Warner. ¿Aprovechar la película para promover el cristianismo o aprovechar el cristianismo para promover la película?

El Vaticano no acepta del todo estas comparaciones “porque el superhéroe no tiene ninguna intención de difundir un mensaje de paz. Al contrario, no hace otra cosa que reiterar lo que los hombres hacen antes de su llegada, es decir suprimir la violencia con más violencia”. Las pequeñas nociones, anteriormente mencionadas, son obviamente insuficientes para que se haga del personaje una imitación de Cristo. (aciprensa.com)

Por supuesto ninguno de los héroes mencionados llega a la altura de Cristo, ni mucho menos. Pero los creyentes que intentamos seguir a Jesús e imitarlo tampoco lo conseguimos del todo. Y esto no le quita el valor al intento. Estas películas, aunque sean una “vaga insinuación”, no perjudican a nadie sino todo lo contrario: bien aprovechadas podrían ser útiles para la difícil tarea de la nueva evangelización (es NUEVA, pues que utilice medios nuevos!)

Elevar a un superhéroe hasta la grandeza del Mesías – quizá no. Pero ver a Jesús como un superhéroe ¿qué tiene de malo? Porque al fin y al cabo Jesús es el más grande de los héroes, y ojala los niños, los adolescentes y los jóvenes se impresionaran tanto con Jesús como se impresionan con Superman. No hay manera de excluir a Hollywood de la influencia de la sociedad, y puede que las historias de superhéroes sean una forma más directa de llegar a los espectadores de hoy.

A mi hermano pequeño le regalé tres o cuatro Biblias, infantiles, ilustradas, adaptadas… Pero nada le conmovió tanto como un pequeño libro de comic-manga titulado “El Mesías” en el que Jesús aparecía como un auténtico superhéroe que con un solo movimiento de la mano cura enfermedades y expulsa demonios. “Mira cómo mola este Jesús, oye el Mesías es el mejor!” – me decía. Claro, Jesús no es solo esto, no se acaba allí el mensaje evangélico. Pero ha sido un buen enganche, un buen inicio, una buena base para seguir profundizando.

Las historias de superhéroes enganchan, porque saben darle a los espectadores algo especial que les hace sus seguidores. Este ingrediente secreto ahora parece faltarle al cristianismo, pero sin él la religión se convierte en puro aprendizaje de dogmas.

Y este ingrediente es LA ILUSIÓN.

Arina Esse

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s