¿HAS ESCUCHADO LA VOZ DEL SILENCIO?

¿HAS ESCUCHADO LA VOZ DEL SILENCIO?

En un mundo que se inunda de ruidos que le impiden escuchar lo que el corazón quiere expresar, el silencio ha de levantar su voz y de muchas formas intenta hablar, haciéndose notar aún más que las palabras que se suelen pronunciar.

 Silencio interior que intentamos acallar, cuando nos habla de nosotros mismos y nos dice aquellas cosas que preferimos pasar de largo o ignorarlas porque nos duele, nos recuerda un pasado que queremos olvidar, o nos confronta con una verdad que no queremos aceptar, porque exige de nosotros cambio para crecer interiormente y poder el mundo transformar.

 Silencio exterior que expresa muchas veces soledad, nos aturde con su lamento, sobre todo cuando necesitamos escuchar voces que nos sepan consolar. y otras veces es necesario que hagamos silencio de tantos reproches que hacemos, o del escándalo que ocasionamos para sentirnos siempre el centro, y nos hacemos los sordos, al dolor de otros que lloran en silencio.

 Hay instantes en que más que frases, necesitamos escuchar en el silencio, la presencia fiel del amigo que nos acompaña en el camino, respetando nuestro momento, no dice nada con palabras, pero nos ofrece su fidelidad estando ahí a nuestro lado, en silencio.

 A veces el silencio es reproche, cuando surge del dolor que hemos ocasionado o que nos han causado; la respuesta suele ser un abismo de silencio que se hace cada vez más grande, sino hacemos algo para romperlo y acabarlo.

 El mismo Dios, nos habla de mil maneras en el silencio; pero se nos dificulta percibirlo por nuestras quejas y lamentaciones, el susurro de otras voces, la algarabía de una sociedad que se siente cada vez más vacía por todo aquello a lo que le da prioridad, dejando de lado lo que realmente es esencial para encontrar la paz que el Amigazo nos quiere regalar.

 Son muchas las emociones que propicia el silencio: paz, cuando nos permite reposar, respirar su calma, alejarnos del bullicio que nos atormenta y nos exige marchar a un ritmo que no queremos andar, porque exige ser lo que no somos, aparentar para agradar.

 Produce nostalgia y nos hace llorar, cuando en el no podemos hallar la voz de la persona que amamos y que ya no está; duele el silencio que no acaba y queremos aplacar con una llamada, una carta, un detalle, una flor, que nos hable de amor y amistad, nos diga directamente al corazón lo que soñamos escuchar.

 El silencio no es mudo como creemos, dice más de lo que con palabras se puede expresar, puede romperse con tan solo su nombre pronunciar; es el espejo que alma utiliza para contemplarse y conocerse más, es el que sabe inspirar porque nos deja contemplar el susurro de la naturaleza que su belleza nos quiere mostrar; es también el lenguaje de Dios que nos grita de mil formas, lo mucho que nos ha de Amar.

 Es hora de que escuches lo que el silencio hoy te quiere contar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s