La Pasión de Jesucristo

La Pasión de Jesucristo

Llega una SEMANA SANTA más. Esta semana no es de vacaciones, de diversión… los católicos recordamos laMUERTE DE JESÚS.
¡ Tenemos ganas de que esta Semana Santa sea diferente a la de otros años, queremos vivirla profundamente !
– Hemos preparado para ti, un recorrido por la PASIÓN DE JESÚS, ¿Cómo fue, qué pasó, qué sintió Él?, ¿Qué puedes decirle en cada momento?

PASIÓN DE JESÚS1) ORACIÓN EN EL HUERTO:

– Entonces vino Jesús con ellos a un lugar llamado Getsemaní y les dijo: Siéntense aquí mientras yo voy a orar.
Señor: ayúdame como tú, a nunca alejarme de la oración. Enséñame a rezar y a orar.

– Y tomando consigo a Pedro, Santiago y Juan, comenzó a sentir temor y angustia y les decía: Triste está mi alma hasta la muerte, permanezcan aquí y velen.
Señor: me duele verte tan triste, hoy que te acompaño en tu pasión, quiero decirte que te amo y que estoy contigo.

– Y adelantándose un poco, se acostó sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, aparta de mí este cáliz; sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como quieres Tú.
Señor: ayúdame a que cuando yo sufra o cuando le pida algo a Dios, siempre le diga como Tú: hágase tu voluntad y no la mía.
– Entonces se le apareció un ángel del cielo que le confortaba.
Gracias Dios mío, porque Tu nunca nos dejas solos cuando sufrimos, siempre nos mandas consuelo y fuerzas.
– Regresó a donde sus discípulos y los encontró dormidos y dijo a Pedro: Simón, ¿duermes? ¿Ni una hora has podido velar conmigo? Velad y orad para que no entréis en tentación.
Perdóname Jesús, cuántas veces me ha vencido la flojera y no he hecho eso que Tú me pedías. Que nunca deje de orar para que sea fuerte cuando tenga una tentación.

2) NEGACIÓN DE PEDRO:

– Entonces llegaron los soldados al huerto, le prendieron y le llevaron a la casa de Caifás, el pontífice. Pedro le siguió de lejos y entrando se sentó con los criados para ver el desenlace. Una sierva le dijo a Pedro: Tú estabas con Jesús, eres de ellos. Pedro lo negó tres veces diciendo: no conozco a ese hombre que ustedes dicen.
Entonces cantó el gallo, y Pedro se acordó que Jesús le había dicho: Antes de que cante el gallo, me habrás negado tres veces. Después, salió y lloró amargamente.
Perdóname Jesús, yo también te he negado, he dicho que todo lo tuyo no me importa tanto, me ha dado pena decir que soy seguidor tuyo.
¿ Por qué me importará más lo que piensen los demás, que lo que Tú piensas de mí?

3) PILATOS SE LAVA LAS MANOS :

– Llevaron entonces a Jesús ante los sacerdotes judíos y después ante Pilatos (que era como el gobernador). Pilatos les dijo: Me han traído este hombre como alborotador del pueblo, más no he hallado delito alguno contra Él. Entonces todos empezaron a gritar ¡Crucifícale! ¡Crucifícale!
Entonces Pilatos tomó agua y se lavó las manos delante de la muchedumbre diciendo: Yo soy inocente de esta sangre.
¿ Por qué Señor algunas veces seré como Pilatos, cobarde ? Sabiendo que algo está mal hecho, lo hago y me lavo las manos. Ayúdame Jesús a ser valiente para hacer siempre lo correcto, lo que Tú me has enseñado.

4) JESÚS ES AZOTADO Y LE PONEN
UNA CORONA DE ESPINAS:

– Jesús fue azotado hasta quedar su cuerpo en carne viva, después los soldados lo llevaron dentro y reuniendo a toda la corte, le vistieron con una capa y le enterraron en la cabeza una corona hecha de espinas. Más sangre, más dolor. Después comenzaron a burlarse de Él, le herían en la cabeza con una caña y le escupían, e hincando la rodilla le decían: Salve rey de los judíos.
Mi querido Jesús: me duele tanto verte asì, humillado, pisoteado, azotado, sangrando por dentro y por fuera. Los hombres a quienes tanto amas, te hemos pagado así.
Tú, siendo Dios no tenías necesidad de sufrir todo eso, pero quisiste hacerlo por todos los hombres, ¡ por mí !… porque sabías que con tu sufrimiento se me perdonarían todos mis pecados. Pagaste con tu sangre el precio de mi salvación. ¡ Gracias Jesús por amarme tanto !

5) JESÚS CARGA SU CRUZ:

– Tomaron a Jesús, que llevando su cruz, caminò hacia el sitio llamado Calvario.
Jesús no puedes más y, aún así, cargas tu cruz, caes y te vuelves a levantar… Enséñame a mí a llevar mi cruz, mis penas, mis dificultades con valor como tú y enséñame a levantarme cada vez que caiga.
– Echaron mano de un hombre llamado Simón de Cirene para que le ayudara a llevar la cruz.
Señor, yo puedo ser Simón de Cirene acompañarte para cargar tu cruz. Yo puedo rezar y ofrecerte sacrificios para consolarte, para demostrarte mi amor, para hacer más pequeño ese inmenso dolor que sientes. Dame la fortaleza también Señor para ayudar a mis hermanos que sufren a llevar su cruz con amor.

6) JESÚS ES CRUCIFICADO : 
– Llegando al lugar, le crucificaron, clavaron sus manos y sus pies a la cruz. Siguieron burlándose de Él, diciéndole: Si eres el hijo de Dios, sálvate a ti mismo.
Jesús dijo: Padre, perdònalos, porque no saben lo que hacen.
Cuanto dolor, cuanta crueldad, cuanta burla y
Tú, Jesús, todavía nos perdonas, nos disculpas.
Gracias porque yo peco y me vuelves a perdonar una y otra vez. ¡ De que tamaño será, Señor, tu amor por mí! Enséñame a perdonar a mis hermanos como Tú me perdonas a mi.
7) JESÚS NOS DEJA A SU MADRE :
Estaban junto a la cruz su Madre y Juan su discípulo a quien amaba. Dijo Jesús: Mujer, he ahì a tu hijo. Luego dijo a Juan: He ahí a tu Madre.
Con esto Jesús quisiste antes de irte de este mundo, dejar a María como madre de todos los hombres. ¡Todavía nos regalaste lo más querido para ti, a tu madre! Te prometo Señor, querer mucho a la Virgen, tu Madre.

8) JESÚS MUERE EN LA CRUZ : 


Jesús con voz fuerte dijo: Todo está consumado, en tus manos entrego mi espíritu y murió…
Señor, ojalá yo pueda el día de mi muerte decir al Padre: Padre, he acabado todo lo que tú me pediste, entrego mi alma en tus manos.

9) AL TERCER DIA JESÚS RESUCITÓ: 
Jesús fue sepultado y pusieron soldados afuera de la tumba. Al amanecer del tercer día, fueron María Magdalena con la otra María a ver el sepulcro. Vino un gran terremoto, un ángel bajó del cielo y dijo: No teman, al que buscan no està aquì, ha resucitado, segùn lo habìa dicho.
Más tarde Jesús se les presentó a las mujeres y después a los discípulos varias veces.
¡ Que alegría Señor! Has triunfado, has acabado con la muerte. Gracias a ti yo podré también cuando muera, resucitar y vivir para siempre contigo y con el Padre en el cielo.
¡ Gracias Jesús por venir al mundo, por sufrir y resucitar por mí!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s