¿Cuál es la diferencia entre una basílica, una catedral y un santuario?

¿Cuál es la diferencia entre una basílica, una catedral y un santuario?

Mezcla de tipos de arquitectura con decisiones institucionales.
La Basílica, la Catedral y el Santuario son términos distintos, pero no excluyentes. Por ejemplo, una basílica puede ser un santuario, y una catedral puede ser una basílica.Una buena descripción de cada una de ellas será útil.

vista suroeste del santuario de lourdes

Lo importante a considerar que una iglesia puede ser las tres cosas a la vez, sólo alguna de ellas o ninguna, y eso depende tanto de la forma en que está construída, y más modernamente, depende de cómo se la considera oficialmente, tanto por parte del Vaticano como de parte del obispado local.

LA BASÍLICA

La estructura de la basílica fue desarrollada por los antiguos romanos para sus salas públicas monumentales situadas en los foros, o plazas públicas. Estrictamente hablando, la basílica es un paralelogramo, con la anchura del edificio no siendo ni mayor que la mitad ni menor que un tercio de la longitud. En un extremo estaba la entrada con un pórtico, y en el otro extremo estaba el ábside. Había un pasillo principal flanqueado a ambos lados por un pasillo (o dos, o incluso tres) con columnas de separación entre los pasillos. El techo de la nave principal era mayor que el de las naves laterales, se añadían un cuerpo de luces encima de las columnas para permitir que la luz entrara en la basílica. Existen numerosos ejemplos de basílicas antiguas, sobre todo en Italia.

Cuando se le permitió a la Iglesia tener “iglesias”, después de la legalización del cristianismo, la forma basílica se adaptó fácilmente. En realidad, muchas de las antiguas basílicas públicas o basílicas templo paganos se transformaron en iglesias: la cátedra del obispo o trono, se encuentra en el ábside flanqueado por los asientos para el clero. En frente de la cátedra estaba el altar, con un dosel o baldaquino sobre él. Cerca del altar estaba el púlpito.

Debido al tamaño de la basílica, el Santísimo Sacramento estaba reservado en una capilla lateral, o incluso en un tabernáculo suspendido cerca del altar. La congregación se reunía en el pasillo principal, en la nave central. Las basílicas de la Iglesia por lo general tenían un patio cerrado con una columnata; en la explanada había un pozo donde los fieles podían lavarse las manos y los labios antes de entrar para la misa. Posteriormente se hicieron modificaciones en el estilo romano estricto – como la adición de cruceros – durante el románico y el gótico.

Más tarde se utilizó el término “basílica” para identificar a las iglesias de importancia histórica y espiritual. Por lo general, estas iglesias están construidas en el estilo basílica, pero el criterio clave es que son lugares de importancia histórica y espiritual. El Santo Padre designa oficialmente una iglesia como una “basílica.” Por lo tanto, cuando se habla de la Basílica de San Pedro en Roma, el título de “Basílica” se refiere a la importancia histórica y espiritual de la iglesia misma y al honor que le da el Papa.

Tradicionalmente, una basílica ha mostrado un conopoeum o pabellón (algo que parece un gran paraguas) hecho con la alternancia de paneles de seda de color blanco y amarillo, los colores del gobierno papal, y rematado con una cruz; este conopoeum fue utilizado originalmente para albergar al patriarca. Otros ítems de la basílica tradicional son la clochetta (una especie de dispositivo musical compuesto por un mango, una campana, y la insignia de la basílica, que se utiliza en la procesión) y la cappa magna (una capa violeta usada por los cánones – los funcionarios de la basílica – durante los servicios litúrgicos).

Por último, cada basílica tiene una “puerta santa”, que se abre sólo durante el tiempo de peregrinación especial declarado por el Santo Padre. Por ejemplo, el año 2000 fue declarado “Año Santo”, y se abrió la puerta santa de la Basílica de San Pedro (al igual que las puertas santas de todas las demás basílicas). También se le concede a los peregrinos que visitan las basílicas y cumplen los demás requisitos indulgencias especiales.

Tradicionalmente, también se hace una distinción entre una gran basílica y una menor. Las siete basílicas mayores están en Roma: San Pedro en el Vaticano, San Juan de Letrán, Santa María la Mayor, San Pablo Extramuros, San Lorenzo, San Sebastián y de la Santa Cruz en Jerusalén. Las primeras cuatro de estas basílicas técnicamente se llaman las “basílicas mayores primarias”. Estas basílicas más importantes siguen siendo las iglesias de peregrinación más importantes cuando se visita Roma.

Una basílica menor es cualquier otra iglesia importante de Roma o en todo el mundo que ha sido designada oficialmente como “basílica” por el Santo Padre. Un ejemplo de una basílica menor es la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington o la Basílica del Sagrado Corazón, en Hanover, Pennsylvania.

LA CATEDRAL

Una catedral es la iglesia principal de una diócesis y en sí misma también una iglesia parroquial. El obispo es, técnicamente, el pastor de la parroquia de la catedral, y nombra a un rector para gestionar sus asuntos espirituales y temporales. La palabra catedral viene del latín cathedra.

La cátedra representa la posición y la autoridad del obispo, y el lugar en el que reside en el territorio de su jurisdicción. La cátedra se encuentra dentro de la catedral, cerca del altar, a menudo en el ábside.

La catedral puede ser una basílica. Por ejemplo, la Catedral de los Santos Pedro y Pablo en la Arquidiócesis de Filadelfia es también una basílica.

EL SANTUARIO

Un santuario es una iglesia u otro lugar sagrado donde se conserva una reliquia, como el Santuario de San Judas, en Baltimore; o donde ha tenido lugar una aparición, como el Santuario de Nuestra Señora de Knock en Irlanda o en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en la Ciudad de México; o cuando un acontecimiento histórico de la fe ha tenido lugar, como el Santuario de la Virgen de los Mártires en Auriesville, Nueva York, donde fueron martirizados los primeros misioneros jesuitas.

Un santuario también puede ser un lugar designado para fomentar la creencia o la devoción; por ejemplo, la Basílica Santuario de la Inmaculada Concepción fue construida para fomentar la devoción a nuestra Santísima Madre en los Estados Unidos, sobre todo porque ella es la patrona de norteamérica, con el título de la Inmaculada Concepción.

Los Santuarios son regulados por el obispo local, y los santuarios nacionales están designados como tales por la Conferencia Nacional de Obispos.

Fuentes: Arlington Catholic Herald,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s