El Corazón del asunto

El Corazón del asunto

Por Chris Sparks

Simeón los bendijo, y dijo a su madre María: “He aquí, este Niño ha sido puesto para la caída y el levantamiento de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción (y una espada traspasará aun tu propia alma) a fin de que sean revelados los pensamientos de muchos corazones” Lucas 2, 34-35.

¿Por qué el Corazón de la Santísima Madre es tan importante? ¿Por qué tenemos una devoción al Sagrado Corazón de Jesús? ¿Qué es nuestro corazón?

Alguna vez hemos escuchado la frase “hablemos a corazón abierto” pero, ¿qué quiere decir? ¿Qué están teniendo una conversación sin importancia? Claro que no, ya que es cuando alguien está teniendo una conversación sobre algo que es realmente importante. Entonces, eso quiere decir que el corazón es algo importante. Pero, ¿qué es?

El Catecismo de la Iglesia nos muestra una hermosa definición del corazón en su sección de oración. Tome un momento y reflexione, lea lentamente y rece mientras lee el siguiente párrafo. Tal vez lo pueda leer unas cuantas veces para comprender mejor la definición.

El corazón es la morada donde yo estoy, o donde yo habito (según la expresión semítica o bíblica: donde yo “me adentro”). Es nuestro centro escondido, inaprensible, ni por nuestra razón ni por la de nadie; sólo el Espíritu de Dios puede sondearlo y conocerlo. Es el lugar de la decisión, en lo más profundo de nuestras tendencias psíquicas. Es el lugar de la verdad, allí donde elegimos entre la vida y la muerte. Es el lugar del encuentro, ya que a imagen de Dios, vivimos en relación: es el lugar de la Alianza (2563).

El corazón es donde estoy, donde habito, ¡yo soy el corazón! En un sentido más especial y profundo, el corazón es una persona. El Inmaculado Corazón de María es María y el Sagrado Corazón de Jesús es Jesús. Cuando dos personas tienen una conversación “a corazón abierto,” están hablando honestamente, sinceramente, conociendo a la otra persona y esa persona nos está a la vez conociendo, amando a la otra persona y ser amados por esa persona.

El corazón “es el lugar de la alianza,” es lugar donde las relaciones se forman, donde nos convertimos en padres y madres, hijos e hijas, esposos y esposas, católicos e hijos de Dios. El corazón es el lugar donde recordamos el amor por nuestros familiares y amigos, donde habita el amor. El corazón es el lugar donde nuestros seres queridos habitan.
El Corazón de María es entonces, donde todos sus hijos encuentran refugio, ya que ella es nuestra Madre y nos ama con todo su Corazón, con todo su ser. El Corazón de Jesús es entonces, donde Sus hermanos encuentran un hogar, por Él es nuestro hermano, nuestro Salvador, nuestro Dios, y nuestro Amigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s