¿A QUIÉN ESPERAS?

¿A QUIÉN ESPERAS?

Adviento es el tiempo de la esperanza. Esperamos al Mesías, al Salvador, al Niño Jesús encarnado en María y que viene a hacerse presente en cuerpo, alma y divinidad en la historia de la humanidad. Pero algo que también muchos esperamos es que Dios nos de respuestas. Sí. Que Dios nos de respuestas a nuestras oraciones y peticiones.

En un mundo inundado por tanta discordia y frialdad esperamos que Dios esté a nuestro favor y nos conceda lo que le pedimos. Solo que aquí hay un detalle: a veces no sabemos pedir lo que realmente nos conviene. Pedimos lo que queremos, mas no lo que nos conviene.

¿Qué cosas nos conviene esperar? Nos conviene esperar su gracia y su misericordia. Nos conviene esperar claridad en las confusiones. Nos conviene esperar respuestas a los problemas de la vida diaria. Cuando uno espera con paciencia, Dios responde con claridad justo en el momento exacto. Dios nunca llega tarde.

Nosotros esperamos en Dios, pero, ¿y Dios espera en nosotros? La respuesta es SI. Dios también espera en nosotros. Espera en nosotros un corazón dispuesto a recibirle; espera un corazón abierto a su gracia y misericordia; espera un corazón que él pueda llenar de paz, amor y bendición.

En este Adviento, no dejes a Dios esperando. Que tu corazón esté abierto para recibir su gracia y bendición Prepárate de tal forma que cuando la navidad llegue, con alegría le puedas decir al Niño Dios: ¡Bienvenido!, te estaba esperando.

4d410004

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s