ACTIVIDAD DE LOS ÁNGELES BUENOS

ACTIVIDAD DE LOS ÁNGELES BUENOS

Escrito por el Dr. Ludwig Ott de su “Manual de Teología Dogmática”

1. Relaciones con Dios

La misión primaria de los ángeles buenos es la glorificación y servicio de Dios (sent. cierta).

La Sagrada Escritura invita a los ángeles a que alaben a Dios, y testifica que, por medio de la alabanza de estos espíritus, Dios es glorificado ; cf. Ps 102, 20s: «Bendecid a Yahvé, todos vosotros, ángeles suyos» ; cf. Ps 148, 2; Dan 3, 58; Is 6, 3 ; Apoc 4, 8 ; 5, 11 s ; Hebr 1, 6. El servicio de Dios redunda en alabanza del mismo. Como mensajeros de Dios, los ángeles son los encargados de transmitir a los hombres revelaciones y encargos de parte de la divinidad ; cf. I,c 1 , 11 s ; 1 , 26 ss ; Mt 1 , 20 s ; Lc 2, 9 ss ; Mt 2, 13 y 19 s ; Act 5, 19 s ; 8, 26; 10, 3 ss ; 12, 7 ss.

2. Relaciones con los hombres

a) La misión secundaria de los ángeles buenos es proteger a los hombres y velar por su salvación (de fe en virtud del magisterio ordinario y universal de la Iglesia).

La Iglesia celebra desde el siglo xvi una fiesta especial para honrar a los santos ángeles custodios. El Catecismo Romano (iv 9, 4) enseña : «La Providencia divina ha confiado a los ángeles la misión de proteger a todo el linaje humano y asistir a cada uno de los hombres para que no sufran perjuicios».

La Sagrada Escritura testifica que todos los ángeles se hallan al servicio de los hombres; Hebr 1, 14: «;No son todos ellos espíritus servidores, enviados para servicio de los que han de heredar la salvación ?» Ps 90, 11 s, pinta la solicitud de los ángeles por los escogidos ; cf. Gen 24, 7; Ex 23, 20-23; Ps 33, 8; Judith 13, 20; Tob 5, 27; Dan 3, 49; 6, 22.

Según ORÍGENES (De princ. I, praef. 10), «es parte esencial de las enseñanzas de la Iglesia que existen ángeles de Dios y poderes buenos que le sirven a Bl para consumar la salvación de los hombres» ; cf. ORÍGENES, Contra Celsum vlii 34.

b) Cada creyente tiene su particular ángel de la guarda desde el día de su bautismo (sent. cierta).

Según doctrina general de los teólogos, no sólo cada creyente, sino cada hombre (también los infieles) tiene desde el día de su nacimiento un ángel de la guarda particular. Tal aserto se funda bíblicamente en la frase del Señor que refiere Mt 18, 10: «Mirad que no despreciéis a uno de esos pequeños, porque en verdad os digo que sus ángeles ven de continuo en el cielo la faz de mi Padre, que está en los cielos» ; cf. Act 12, 15 : «Su ángel es [el de Pedro]».

SAN BASILIO, fundándose en Mt 18, 10, enseña : «Cada uno de ios fieles tiene a su lado un ángel como educador y pastor que dirige su vida» (Adv. Eunomium tu 1). Según testimonio de San Gregorio Taumaturgo y San Jerónimo, cada persona tiene, desde el día de su nacimiento, un ángel de la guarda particular. San Jerónimo comenta a propósito de Mt 18, 10: el Cuán grande es la dignidad de las almas [humanas], que cada una de ellas, desde el día del nacimiento («ab ortu nativitatis»), tiene asignado un ángel para que la proteja!»; cf. SAN GREGORIO TAUMATURGO, Discurso de gratitud a Orígenes, c. 4; S.th. t 113, 1-8.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s