Toda vocación nace de la iniciativa de Dios

Toda vocación nace de la iniciativa de Dios

RMMC

Uno de los libros que más me han impresionado esCarta a un religioso de Simone Weil, el texto que la autora escribe al dominico Jean Couturier en 1942. Este hombre de bien consagró su vida a la pastoral en el mundo del arte. Es imposible que alguien pueda reunir en el momento de su muerte una suma de elogios más ilustres, numerosos y entrañables como los que le tributaron sus amigos Chagall, Picasso, Braque, Le Corbusier, Rouault, Matisse, Miró… El fraile Coutuirer amaba de una manera obsesiva la libertad y la verdad. En 1925, este monje que había experimentado la vida de una forma diferente, escribió que ese año la libertad y la verdad entraron en su vida en forma de amor. ¿Qué ocurrió en 1925 para que Couturier lo considerara excepcional? Aquel año el padre Couturier profesó como religioso. Me parece tan hermosa la grandeza simple de esta historia que cierro los ojos con el consuelo de saber que Dios es todo amor. Y que en toda vocación, sea laical o religiosa, todo nace de la iniciativa amorosa de Dios, todo es don de la caridad de Dios. El amor de Dios en nuestra vida es un amor sin reservas, que nos sostiene y nos va llamando durante el camino de nuestra vida pues todo cristiano está llamado a hacer de su vida un servicio y una respuesta a Dios consecuencia del bautismo. Y toda respuesta a la vocación implica una orientación profunda de la vida, renunciar a uno mismo, desapegarse de lo cómodo y vivir con coherencia para centrar nuestra vida en Jesús. En definitiva, seguir a Jesús es aceptar que el Espíritu de Dios penetre en nuestra alma, solidifique nuestra coherencia de vida y suscite en nosotros el deseo firme de ser testimonios del Señor.

19677_Into-Great-Silence-02

¡Gracias, Señor, porque me buscas siempre con amor infinito aunque tantas veces no escuche ni acepte tu invitación! ¡Gracias también por tu comprensión cuando no acudo a tu llamada tan absorto como estoy en mis propios asuntos y tan ajetreado y ensimismado como estoy en buscar las comodidades y lo material de este mundo! ¡Te doy gracias, Señor, por la fe y por el bautismo! ¡Quiero responderte con mi ! ¡Hazme fiel a tu causa, Señor, y renueva cada día mi vocación de cristiano! ¡Renueva con tu espíritu de entusiasmo mi servicio a mi familia, a mis amigos, a mis compañeros, a la Iglesia y a la comunidad! ¡Dale a mis hijos el deseo de ser buenos cristianos y si en algún momento alguno de ellos está llamado a la vocación de la vida religiosa bendícelos con tu amor! ¡Espíritu Santo, llena mi corazón con tu Espíritu de Sabiduría para proclamar el Evangelio y dar testimonio de tu presencia en este mundo! ¡Inspíranos siempre a conocerte mejor y abrir nuestros corazones para escuchar la llamada de Dios! ¡Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s