VIVIMOS TIEMPOS

VIVIMOS TIEMPOS

Vivimos Tiempos en que la verdad se pasa por mentira, la mentira se entroniza como verdad, la ofensa pasa como justicia y la violencia como defensa.

Tiempos en que la libertad de expresión solo aplica para uno mismo y no para los demás y el “no juzgar” se instrumentaliza y solo solo se aplica para que los cumplan los demás pero no uno mismo.

Tiempos donde lo que digo de los demás es opinión pero lo que otros dicen de mi solo es calumnia y crítica injusta.

Tiempos donde el hombre se mutila la dignidad pero no encuentra dónde ponerla.

Tiempos de odio irracional hacia los demás que oculta un odio propio y un desquicio por no encontrar la sabiduría para entender lo importante de la vida. Tiempos donde la felicidad se vende en aparadores y la depresión se extiende como virus por las calles. Hoy lo importante se vuelve contingente y lo trascendente una baratija de chismorreo.

Tiempos donde la descomposición social y moral se llama progreso y los cimientos morales de piedra son sustituidos por palillos brillantes.

Tiempos donde el que más grita cree poseer la verdad y el que habla debe ser callado a pedradas, donde la grosería se cree invitada a las salas de inteligencia y buen gusto.

Tiempos donde los sentimentalismos reinan sobre la razón y se vuelve a los cuentos de hadas como historias humanas.

Tiempos donde queremos buscar o inventar derechos para todos pero no estamos dispuestos a cumplir y evadimos aquellos que nos involucran.

Tiempos donde los medios de comunicación descomunican y el silencio es el tema de conversación de las familias alrededor de las mesas. Dónde no se quiere leer pero si interpretar a modo lo que otros dicen.

Tiempos donde el ser humano en el vientre de la madre es “feto” “producto” “cosa” pero al huevo de tortuga le llaman tortuguita.

Tiempos oscuros, signos de los tiempos de un Dios que viene, que está llegando y que ya está entre nosotros para quienes el cielo ya ha comenzado desde esta vida mientras esperamos entrar por siempre en la Patria eterna.

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo. Jn 16,33

 

P Fernando Cerero Ugarte

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s