VIERNES SANTO

VIERNES SANTO

REFLEXIÓN BÍBLICA

IMPRESIONES DE LA VIA DOLOROSA

(Relato y comentario del camino a la Cruz)

  1. JUDAS, ENTREGA JESUS AL SANEDRIN

Después de haber salido de una reunión secreta, cómplice de una misteriosa confabulación, se retiró por la puerta de atrás Judas, seguidor de Jesús por cerca de tres años. Seguidamente, los jefes de los sacerdotes y los fariseos reunieron rápidamente en una junta romana estacionada en el castillo de Antonia del templo vigía judío, juntos con oficiales del templo. Como consecuencia de esta reunión, si hizo regresar a Judas para que los guiara con el fin de apresar a Jesús.

Me viene a la cabeza cabe tres preguntas, ¿Judas, era amado por Jesús?  Con seguridad si lo amaba y se fiaba de él, esa es la razón de elegirlo para formar parte de los Doce (Lc 6,12)) y le confió la administración de los bienes, pues era el ecónomo del grupo (Cfr. Jn 12,6; 13, 19). La otra pregunta es; ¿amaba Judas a Jesús? , el vio sus milagros, escucho sus palabras, camino junto a él, aprendió a rezar de Jesús, mucha intimidad para acabar en una traición. Finalmente: ¿Por qué lo seguía? Es algo que no lo podemos saber con certeza.

Así, quien había gozado de una larga amistad de Jesús, encabeza una comisión que va a arrestar a Nuestro Señor Jesucristo. Al traidor, se le agregaron unos sirvientes y dependientes del sumo sacerdote, junto a una gran multitud de fanáticos y otras gentes de mal vivir con linternas y antorchas, con espadas y palos, y todo tipo de armas, por si encontraban resistencia. Al llegar  a donde estaba Jesús, Judas lo señalo con un beso en la mejilla. De esta manera fue capturado y por normas de seguridad fue amarrado y engrillado, y luego trasladado a la casa del sumo sacerdote. Jesús, fue insultado y objeto de diversas burlas. Sin embargo en todo momento el Señor se mostró tranquilo y sereno, especialmente entre la segunda y la tercera sesión y después de su condenación final. Sin embargo el testigo y acusador Judas se mostró muy desesperado y se esperaba cualquier reacción extrema de el.

  1. JESÚS, ES SENTENCIADO A MUERTE

Jesús fue juzgado ante un tribunal eclesiástico, en el juicio participó Anás, y Caifás, quien al parecer actuó como cabeza del Sanedrín en cada caso. La corte judía encontró a Jesús culpable de blasfemia, por tanto lo condena a muerte.

Durante el juicio tuvo lugar la triple negación de Pedro como se lo había anticipado Jesús.  “En aquel momento, estando aun hablando, cantó un gallo, y el Señor se volvió y miró a Pedro, y recordó él las palabras del Señor… Y, saliendo fuera, rompió a llorar amargamente” (Lc 22, 60-62). Más que una recriminación, la mirada de Jesús fue un ofrecimiento de su amistad, pero debe haber sido una mirada adolorida, porque el amor nunca es indiferente ante la infidelidad, pero sobre todo fue una mirada compasiva, porque, como dice San Pablo, “el amor no lleva cuentas del mal” (1 Cor 13, 5).

Jesús se mostró integro, a pesar de tanto vejamen recibido, él fue puesto a disposición de la Corte Civil y el juicio consistió también de tres sesiones: la primera ante Pilatos, la segunda ante Herodes y la tercera otra vez ante Pilatos. Ante la corte de Pilatos no se acusó de blasfemia a Jesús; sin embargo, le acusan de alborotar al pueblo, de no querer dar tributo al César, y de ser rey. Pilatos ignoró los primeros dos primeros cargos y encontró inofensivo al tercero cuando ve que Jesús no reclama la realeza en el sentido romano de la palabra.

Sorpresivamente, y para no hacer que los líderes judíos se sientan molestos, Pilatos decidió enviar a Jesús, ante Herodes. Nuevamente, Jesús no cedió ante la curiosidad de Herodes, y recibió todo tipo de burlas y vejaciones. Luego fue enviado de regreso ante Pilatos y el procurador romano declaró inocente al prisionero por segunda vez, pero en vez dejarle libre, dio al pueblo la alternativa de escoger entre Jesús o Barrabás por tener que liberar a un prisionero debido a la celebración de la Pascua.

Pilato intento librar a Jesús, pero ellos seguían gritando: “¡Crucifícale, crucifícale!” Por tercera vez les dijo: Pero ¿qué mal ha hecho éste? No encuentro en él ningún delito que merezca la muerte; así que le castigaré y le soltaré.” (Lc 20,20) Pilatos declaró inocente a Jesús por tercera vez con la solemne ceremonia del lavado de sus manos; recurrió así a un tercer esquema para librarse a sí mismo de pronunciar una sentencia injusta contra su prisionero. Una de las medidas tomadas fue azotar drásticamente al cautivo, eliminando de ese modo, en la medida en que los medios humanos puedan hacerlo, toda esperanza de que Jesús haya podido lograr la dignidad real. Pero incluso este procedimiento falló, y Pilatos permitió que su ambición política prevalezca sobre su sentido de justicia, es así como condenó a Jesús a morir crucificado.

  1. JESÚS CARGADO CON LA CRUZ

Entonces los soldados del procurador llevaron consigo a Jesús al pretorio y reunieron alrededor de él a toda la cohorte. Le desnudaron y le echaron encima un manto de púrpura; y, trenzando una corona de espinas, se la pusieron sobre su cabeza, y en su mano derecha una caña; y doblando la rodilla delante de él, le hacían burla diciendo: « ¡Salve, Rey de los judíos! »; y después de escupirle, cogieron la caña y le golpeaban en la cabeza. Cuando se hubieron burlado de él, le quitaron el manto, le pusieron sus ropas y le llevaron a crucificarle. (Mt 27,27-30)

Interiormente muy integro se la vio a Jesús cuado salio de su prisión, en la salida le esperaba un gran cruz de unos cinco metros de largo, se estima de un peso superior a los 100 Kg. Jesús levantó la pesada cruz, con una amorosa decisión, sin importarle el peso del madero y el peso que representa la cruz.

La gente con asombro vio caminar a Cristo con su pesada cruz, El en su cara no reflejó ningún rencor, muchos se impresionaron de este gesto pues había sido duramente castigado.

Todo el pueblo de Jerusalén se ha reunido en las calles, llama la atención el ver que algunos de los que están presenciando la cruel caminata, en otro momento vitorearon y recibieron con palmas y olivos a este mismo hombre hace algunos días atrás, esta actitud confunde a muchos, sin embargo el castigado Jesús, no pierde su tierna mirada, es sorprendente como observa con amor a los que lo insultan, y sigue caminando con la cruz a cuesta.

  1. JESÚS CAE POR PRIMERA VEZ

Imprevistamente algo le ocurre a  Jesús, cae por primera vez y no es para menos, casi no puede andar, el dolor de las heridas y peso de la cruz hace que caiga al suelo empujado por el verdugo que le lleva atado del cuello.

La escena es muy cruel, el camino de Jesús es doloroso, pero el se levanta a pesar del peso de la cruz y sigue caminando, con su cuerpo casi destrozado por tanto tormento, sin embargo hay algo en su interior por el cual acepta llevar esta pesada cruz.

  1. JESÚS ENCUENTRA A SU SANTÍSIMA MADRE

Jesús se encuentra con su Madre, una mujer muy dulce, su mirada es santísima, un manto de pureza la cubre, es una escena conmovedora la de este encuentro. Su amadísimo hijo la mira con mucho amor, en verdad esto que esta ocurriendo es una espada que atraviesa su alma, esto hará que se descubran los pensamientos de muchos corazones. Los que observan la escena, no pueden ser capaz de imaginar tanto dolor en lo más profundo del alma de María, así como no pueden comprender lo que siente este Jesús al ver sufrimiento de su Madre.

  1. SIMÓN DE CIRENE LLEVA LA CRUZ DE JESÚS

Es algo impresionante, no se podría creer que el hombre que fue sanado de la vista de manos de Jesús quisiera estar viendo esto, pues El esta siendo cruelmente castigado, y a ningún buen hombre le debe ser grato ver esta agonía.

Jesús va sintiendo el peso que lleva encima, no es para menos, es grande la carga que lleva, pero  un hombre se acerca a Jesús para  ayudar cargar la cruz, se trata de Simón de Cirene, que venía del campo, y se ha dispuesto a ayudar a cargar la cruz.

  1. VERÓNICA LIMPIA EL ROSTRO DE JESÚS

El camino por el cual camina Jesús es muy tortuoso, seguramente le eligieron una ruta muy cruenta y le rompe sus pies al caminar, por lo que va dejando una sangrada huella. El lleva tapado los ojos con la sangre que emana de las heridas de su cabeza producto de esa corona que le han puesto. Otra mujer se acerca a Jesús, lleva un pañuelo en la mano, es una mujer muy valiente, se trata de Verónica y se aproxima al Señor con un gesto de gran piedad. Esta mujer se acerca a limpiar el rostro de Cristo,  rostro que se observa muy desfigurado, así es como la piadosa Verónica, con gran cariño y dolor limpia el rostro sufrido de Jesús, luego algo inexplicable, el rostro de Jesús, esto es la imagen queda impresa en el pañuelo.

  1. JESÚS CAE, POR SEGUNDA VEZ

Jesús sigue su camino hacia la muerte, es una vía muy dolorosa, se requiere ser muy grande para hacer lo que esta haciendo, la gente lo mira, muchos murmuran, talvez muchos de estos observadores recibieron pan o algún pez de este sacrificado caminante, mucho de estos oyeron sus parábolas, y ahora están presenciando algo que parecen no entender, se ha visto algunos que están muy compungidos, otros se siguen burlando de el es la séptima parada y Jesús cae por segunda vez, él esta extenuado, apenas puede tenerse en pie y tropieza y cae otra vez entre las burlas de los soldados y los judíos, aquellos que pidieron su crucifixión, es increíble como pueden ser así con este inocente hombre, pero así es el mundo que EL vino a cambiar.

  1. JESÚS CONSUELA A LAS HIJAS DE JERUSALÉN

Muchos observan y no comprenden lo que esta sucediendo, pero Jesús obtiene fuerzas que no son posibles en un hombre para levantarse nuevamente, y cargar esta pesadísima cruz, y continuar por este camino al Calvario, es una verdadera tortura caminar sobre el.

Sin embargo, algunas personas que están presenciando este difícil caminar, se lamentan y lloran al ver como Jesús va por esta vía tan dolorosa hacia la muerte, es así como con todo el peso que lleva encima, este Judío condenado por su propia gente, se detiene por octava vez para consolar a la mujeres e hijas de Jerusalén, y con un gesto admirables, el les dice “Hijas de Jerusalén no lloréis por mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos”, (Lc 23,28) y el aceptando la voluntad de Dios, va ha morir y dice que es por nosotros, que manera de amar a los hombres, para abrazar la muerte por esta razón.

  1. JESÚS CAE POR TERCERA VEZ

Cada vez el camino se hace más difícil, Jesús, esta exhausto y vemos como cae en tierra por tercera vez poco antes de llegar donde será crucificado, entre insultos le obligan a levantarse y seguir caminando, pero mientras lo insultan, el los mira con amor, con piedad, parece que le abandonan las fuerzas, pero El les sigue mirando uno a uno, sin odio, sin rencor, ofreciendo su rostro misericordioso, todo por amor, dando un espíritu nuevo a esos que poseen un corazón de piedra y han estado observando esta crueldad.

  1. JESÚS DESPOJADO DE SUS VESTIDURAS

Jesús, es despojado de sus vestiduras, por gente muy cruel que se reparte sus vestidos, echándolos a suertes, para ver que se llevaba cada uno. Parece incomprensible tanta indolencia al causar más sufrimiento aún, al arrancarle las vestiduras pegadas a las heridas y dejarle desnudo ante la gente que observa este triste acontecimiento. (Cfr. Mt 25,35)

  1. JESÚS CLAVADO EN LA CRUZ

A pesar de todo el vejamen, se vio a Jesús, sentado en el suelo, mirando a su gente, a su pueblo, con una mirada entre triste y enternecedora, algo difícil de explicar.  Junto al Señor unos hombres prepararon fuertes hierros para clavarlo en la cruz, en un gran acto de crueldad, difícil de relatar, casi imposible de creer pues le atravesaran con grandes hierros sus huesos. ¡OH! Dios cuanto dolor al atravesar sus manos y pies, sólo  pensar en el sonido de cada martillazo, desbarata, sin embargo Jesús acepta este sacrificio con un corazón que no tiene ningún otro ser, lo más impresionante es como mira a sus verdugos ya que por cada insulto él los bendice.

  1. JESÚS AGONIZA Y MUERE EN LA CRUZ

Estamos en la hora sexta, ahí está Jesús, ya clavado y la cruz en pié, va a decir su primera palabra, ¡Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen!, Jesús ha pronunciado una plegaria.

Luego, habla con uno de los ladrones crucificado a su lado, el del otro lado se atreve a insultarlo, pero con el que habla, le pide algo y Jesús le responde, en su segunda palabra en la cruz ¡Amén, yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso!

En una escena conmovedora, Jesús de Nazaret, observa a su Madre, quien esta acompañada por la Hermana de María, la mujer de Clopás, también le acompaña María Magdalena y junto a ellas uno de los discípulos muy querido por Jesús. Es un sufrimiento para María, su madre, ver su único hijo crucificado, que va a pronunciar su Tercera palabra en la Cruz: “¡Mujer Ahí tienes a tu hijo!; Luego El mira a su discípulo y le dice ¡ahí tienes a tu madre!”.(Jn n19, 25,27) Este es un bello gesto de Jesús, en la Cruz, nos hace su hermano y no regala una Madre

Se suceden algunos silencios, Jesús ha convertido su cruz en un púlpito con sus primeras tres palabras, pero aún hay más y dice: ¡Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado! (Salmo 22,2)

Un poco más tarde, oscuro, como consecuencia surgida de un eclipse de sol que se ve a lo lejos, queda todo sombrío, esta oscuridad aumenta la ceguera del pueblo judío.

Cuando muchos ya se han retirado, con menos gente en el calvario, Jesús aún se mantiene en la cruz y por quinta vez quiere decir algo, es difícil para él hablar, sin embargo grita ¡Tengo Sed, tengo sed!, (Jn 19,28) un guardia toma una vasija llena de vinagre, sujeta a una rama de hisopo, con una esponja empapada en vinagre se la acerca a la boca. Luego Jesús sufriendo mucho arriba de la cruz, dice su sexta palabra, ¡Todo está cumplido!, predica y muere por la humanidad, pero antes con su último  aliento grita al mundo, ¡PADRE, EN TUS MANOS ENCOMIENDO MI ESPÍRITU! (Lc 23, 46)

El Señor les Bendiga

Pedro Sergio Antonio Donoso Brant

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s