EL SUEÑO DE MADRE ANGÉLICA

EL SUEÑO DE MADRE ANGÉLICA

Hay en Alabama, en una zona que siempre ha sido considerada el cinturón de los protestantes, un gran santuario, de una belleza sin límites: el Santuario del Santísimo Sacramento (Shrine of the Most Blessed Sacrament. Hacenville, Alabama, Estados Unidos).

En su interior se encuentra una gran custodia, una de las mayores existentes en el mundo, de dos metros de altura, que es la joya del santuario, donde se expone el Santísimo las 24 horas del día y que ha sido realizada en los Talleres de GRANDA.

El santuario pertenece a las monjas clarisas de Adoración Perpetua a cuya cabeza se encuentraba Madre Angélica, una extraordinaria monja a la que nada frenaba. De hecho, la existencia de este santuario se debe a ella. En 1995, estando Madre Angélica en el Santuario al Divino Niño de Bogotá (Colombia), recibió un mensaje del Divino Niño que le dijo: “Edifícame un Templo y Yo ayudaré a los que te ayuden a ti“.

A su regreso a Estados Unidos, la Madre Superiora de las Clarisas Pobres de Adoración Perpetua y fundadora del Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles en Birmingham (Alabama), tras compartir su experiencia con las demás monjas del Convento, se puso manos a la obra.

El primer paso era encontrar y comprar un terreno donde construir el templo y un monasterio nuevo. Gracias a la generosidad de cinco donantes anónimos, las hermanas pudieron adquirir un terreno en Hanceville, Alabama donde levantar el templo.

El siguiente paso era encontrar una empresa que pudiera alcanzar las expectativas de la Madre Angélica y ayudara a llenar de belleza en interior del santuario. Fue así como, a través de las indicaciones de un feligrés, Madre Angélica contactó con GRANDA.

Tras una visita a nuestras instalaciones, la Madre y las hermanas que la acompañaban quedaron impresionadas por la fineza de los objetos litúrgicos, la calidad del trabajo artesanal y la atención personalizada otorgada por el equipo de GRANDA.

Arquitectos, proyectistas y artesanos se pusieron manos a la obra: custodia, via crucis, diseño de planos, utilización de materiales, puerta exterior, cruz de altar, confesionarios, bancos, esculturas, todos estos elementos salieron de los talleres de GRANDA vía Estados Unidos.

Hoy, el Santuario sigue siendo uno de los más visitados y de los admirados por su belleza.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s