Retiro de Adviento por Fray Nelson Medina

Hay tres puntos principales de contacto entre la espiritualidad del Adviento y la vida consagrada. Ante todo la insatisfacción en cuanto conciencia de los bienes que sólo Jesucristo puede traernos; en segundo lugar, el conocimiento de uno mismo, que nos lleva a prepararnos para recibir al Señor y que nos invita a ser coherentes con nuestros compromisos; finalmente la certeza de que no vamos solos: como creyentes nuestra peregrinación es comunitaria.

 

Tres grandes testigos iluminan el camino del adviento.

ISAÍAS, a mitad de camino entre la cumbre que es el rey David y el abismo que es el destierro, nos enseña a buscar el germen (na-zer), es decir, el germen de la acción humilde pero firme y victoriosa de Dios en medio de las dificultades.

JUAN, EL BAUTISTA, nos enseña desde el desierto a romper con tantas dependencias y esclavitudes, de modo que seamos libres en Dios y para Dios.

La VIRGEN MARÍA, con su “fiat” nos pone en la ruta de la humildad, la escucha, la obediencia y la total apertura al poder de Dios, que viene.

* * *

Anuncios

Un comentario

  1. Pingback: Retiro de Adviento por Fray Nelson Medina – #MaraGomezCejas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s