“La tilma de la Virgen de Guadalupe es una obra de arte divina”

“La tilma de la Virgen de Guadalupe es una obra de arte divina”. La ciencia revela misterios…

"La tilma de la Virgen de Guadalupe es una obra de arte divina". La ciencia revela misterios...
La Santísima Virgen María, Nuestra Señora de Guadalupe, continúa regalando gracias espirituales al conocerse -por el avance de la ciencia- las señales plasmadas en la tilma que fuere de san Juan Diego.
Aquí se cuenta se ordena como hace poco milagrosamente se apareció la Perfecta Virgen Santa María, Madre de Dios, nuestra Reina; allá en el Tepeyac, de renombre Guadalupe“.
Así comienza el texto conocido como “Nican Mopua” y que relata los hechos acaecidos durante cuatro apariciones de la Virgen María a san Juan Diego, desde el 9 al 12 de diciembre de 1531. Pero este registro histórico de los hechos cuya copia más antigua se conserva en la Biblioteca pública de Nueva York, es coronado con una pieza magistral, que tras quinientos años continúa siendo el signo visible que otorga veracidad a lo ocurrido… la tilma (manta usada por campesinos) donde milagrosamente se impregnó la imagen de la Santísima Virgen María.
La imagen impregnada en la tela se corresponde con la descripción que detalla el libro del Apocalipsis, capítulo 12: «Apareció en el cielo una señal grande, una mujer envuelta en el sol con la luna bajo sus pies». Pero contiene muchos otros misterios que el avance de la ciencia y la tecnología ha permitido develar.

El científico matemático Fernando Ojeda Llanes hace más de veinte años tuvo la inquietud de investigar la imagen plasmada en la tilma y contrarrestar los cuestionamientos de quienes desestimaban la veracidad del acontecimiento. En su quinto y más reciente libro (“Las constelaciones en la imagen de la Virgen de Guadalupe”) desvela una de sus conclusiones más impactantes… Las estrellas plasmadas junto a la imagen en la tilma se corresponden con “las constelaciones que estaban en el cielo el 12 de diciembre de 1531, a las 6:45 de la mañana, hora en que ocurrió el milagro de la impregnación”, indica Ojeda.

Es el propio científico quien a continuación responde respecto de sus motivaciones para esta labor y otros significativos descubrimientos que ha desvelado en la imagen…
¿Qué lo motivó a investigar sobre el manto de la Virgen de Guadalupe?
En el año 90 viajaba a Ciudad de México y leí una revista en donde cuestionaban a la Iglesia por beatificar a una persona que, según el artículo, nunca existió. Era el indio Juan Diego, encargado por la Santísima Virgen de recoger flores para llevar una señal divina: su tilma impregnada con su imagen.
¿Cómo inició su investigación?
Conocí en la Basílica de la Virgen de Guadalupe a Mons. Eduardo Chávez, quien me invitó a investigar matemáticamente a la imagen. Yo acepté.
¿En qué consiste la investigación y qué ha logrado descubrir?
Hemos logrado varias cosas. A través de las matemáticas pudimos comprobar la relación que tiene la tilma de la Virgen con la geografía, astronomía, geometría y música. Dos de los descubrimientos más importantes fueron las constelaciones en el manto de la Virgen y la hora en que Ella se apareció ante Juan Diego.
Además, están las elevaciones más importantes de México representadas con flores que hacen parte de la imagen. Se pudo comprobar su exactitud por medio de estudios matemáticos de correlación.
La música es otro de los descubrimientos maravillosos. Trazamos una cuadrícula en donde cada estrella en el manto representa una nota musical. La composición es completamente armónica.
¿Qué es lo que más rescata de estos 20 años de investigación?
Lo más importante científicamente es haber demostrado que las estrellas que la Virgen tiene impresas en el manto, representan a las constelaciones. Además, fundamentar la hora de la impregnación, que no se conocía. La tilma de la Virgen de Guadalupe es una obra de arte divina. Espiritualmente, es la transmisión del mensaje de la Virgen a tantos países. Ella genera bendiciones en donde sea acogida.
¿Qué mensaje le puede dar a los lectores?
¡Conozcan a la Santísima Virgen! Hay que tocarla, besarla y pedirle. Hablen con Ella y cuéntenle sus cosas. Ella sabe responder a cada llamado.

Fuentes: Libro “ Las constelaciones en la imagen de la Virgen de Guadalupe”, Revista Vive.

Anexo 1/ Otros misterios de la tilma son revelados…

Tal cual ocurre con el ojo humano, que en la pupila refleja como un espejo las imágenes que tiene próximas (fenómeno Purjinke-Samson),  en los ojos de la Virgen María plasmados en la tilma están retratadas trece imágenes. El científico peruano José Aste Tonsmann, experto de IBM en procesamiento digital de imágenes, quien durante 22 años ha investigado la tilma fue quien logró –sirviéndose de programas informáticos- la identificación… “Hay un sirviente casi desnudo; un anciano (el obispo Fray Juan de Zumárraga); un joven (el traductor); un indígena con una tilma (Juan Diego); una mujer negra (una esclava); un español con barba; y por último, una familia indígena con padre, madre, tres hijos y dos adultos más, que pueden ser abuelos o tíos”.

Al tenor de estas investigaciones, el periodista y escritor italiano Renzo Allegri aseguró a Zenit que: “Reflexionando sobre estos extraordinarios descubrimientos científicos, el doctor Aste ofrece, como creyente, una hipótesis sugestiva. Dice que las escenas de las pupilas podrían constituir un mensaje de la Virgen”. Añade el periodista que para el investigador Aste este mensaje “estaría destinado a nuestro tiempo, ya que sólo en él podría descifrarse, gracias a la tecnología, el secreto de sus ojos”.

La tilma es tela de fibra de maguey. A casi 500 años del milagro, la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe en ella plasmada, sigue tan firme como el primer día. La ciencia no se explica el origen de la incorruptibilidad de la tela.

Al respecto, en entrevista publicada por Zenit (21.08.09), el doctor Adolfo Orozco, físico e investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autonómica de México desde 1970, quien ha publicado decenas de investigaciones sobre las inexplicables características de la tilma señala: “El estado extraordinario de conservación de esta reliquia sagrada está completamente fuera de todo tipo de explicación científica. (…) Todas las telas similares a la de la Tilma que fueron colocadas en ambientes húmedos y salinos como el que rodea a la basílica no duraron más de diez años”.

Orozco agregó que una pintura que copia la imagen de Guadalupe hecha en 1789 confirma este hecho. “Esta imagen fue pintada con las mejores técnicas de su tiempo, la copia era hermosa y estaba hecha con una tela bastante similar a la de la Tilma original. Además, también estaba protegida con un vidrio desde que fue colocada allí”, dijo. Sin embargo, “ocho años después, esta copia tuvo que ser desechada porque estaba perdiendo los colores y las fibras se iban rompiendo. En contraste -precisa Orozco- la Tilma original ya había estado siendo expuesta por 116 años sin ningún tipo de protección, recibiendo todos los rayos infrarrojos y ultravioletas de decenas de miles de velas que estaban cerca de ella; y estaba expuesta a la humedad y el aire salino que rodea al templo”.

Anexo 2/ Los mensajes de Nuestra Señora de Guadalupe
Primera aparición (9 de diciembre): “Sabe y ten entendido, tú el más pequeño de mis hijos, que yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios por quien se vive: del Creador cabe quien está todo: Señor del cielo y de la tierra. Deseo vivamente que se me erija aquí un templo, para en él mostrar y dar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa, pues yo soy vuestra piadosa madre, a ti, a todos vosotros juntos los moradores de esta tierra y a los demás amadores míos que me invoquen y en mi confíen; oír allí sus lamentos y remediar todas sus miserias, penas y dolores. Y para realizar lo que mi clemencia pretende, ve al palacio del Obispo de México y le dirás cómo yo te envío a manifestarle lo que deseo, que aquí me edifique un templo: le contarás puntualmente cuanto has visto y admirado, y lo que has oído. Ten por seguro que te lo agradeceré bien y lo pagaré, porque te haré feliz y merecerás mucho que yo recompense el trabajo y fatiga con que vas a procurar lo que te encomiendo. Mira que ya has oído mi mandato hijo mío el más pequeño, anda y pon todo tu esfuerzo.”
Segunda aparición (10 de diciembre. Luego de la resistencia del obispo a creerle a san Juan Diego): “Oye, hijo mío el más pequeño, ten entendido que son muchos mis servidores y mensajeros a quienes puedo encargar que lleven mi mensaje y hagan mi voluntad; pero es de todo punto preciso que tu mismo solicites y ayudes y que con tu mediación se cumpla mi voluntad. Mucho te ruego, hijo mío el más pequeño, y con rigor te mando, que otra vez vayas mañana a ver al Obispo. Dale parte en mi nombre y hazle saber por entero mi voluntad: que tiene que poner por obra el templo que le pido. Y otra vez dile que yo en persona, la siempre Virgen Santa María, Madre de Dios, te envía.”
Tercera aparición (11 de diciembre. Luego de que el obispo continuara resistiendo a creer lo dicho por san Juan Diego y pidiera una prueba): “Bien está hijito mío, volverás aquí mañana para que lleves al Obispo la señal que te ha pedido; con esto te creerá y acerca de esto ya no dudará ni de ti sospechará; y sábete, hijito mío, que yo te pagaré tu cuidado y el trabajo y cansancio que por mí has emprendido; ea, vete ahora, que mañana aquí te aguardo.”
Cuarta aparición (12 de diciembre): “¿Que hay, hijo mío el más pequeño?, ¿a dónde vas?” (…)”Oye y ten entendido hijo mío el mas pequeño, que es nada lo que te asusta y aflije; no se turbe tu corazón; no temas esa enfermedad, ni otra alguna enfermedad y angustia. ¿No estoy yo aquí?, ¿No soy tu Madre?, ¿No estás bajo mi sombra?, ¿No soy yo tu salud?, ¿No estás por ventura en mi regazo?, ¿Qué mas has menester?. No te apene ni te inquiete otra cosa; no te aflija la enfermedad de tu tío, que no morirá ahora de ella; está seguro de que sanó.” (…)Sube, hijo mío el mas pequeño, a la cumbre del cerrito; allí donde me viste y te di órdenes, hallarás que hay diferentes flores; córtalas, júntalas, recógelas; en seguida baja y tráelas a mi presencia.” (…)”Hijo mío el mas pequeño, esta diversidad de flores es la prueba y señal que llevarás al Obispo. Le dirás en mi nombre que vea en ella mi voluntad y que él tiene que cumplirla. Tú eres mi embajador, muy digno de confianza. Rigurosamente te ordeno que sólo delante del Obispo despliegues tu manta y descubras lo que llevas. Contarás bien todo; dirás que te mandé subir a la cumbre del cerrito, que fueras a cortar flores, y todo lo que viste y admiraste, para que puedas inducir al prelado a que dé su ayuda, con objeto de que se haga y erija el templo que he pedido.”
 
Desenvolvió luego su manta, pues tenía en su regazo las flores; y así que se esparcieron por el suelo todas las diferentes flores, se dibujó en ella de repente la preciosa imagen de la siempre Virgen Santa María, Madre de Dios, de la manera que está y se guarda hoy en su templo del Tepeyacac, que se nombra Guadalupe.
Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe: 12 de diciembre de 2013

Si deseas enviar tus peticiones a la Virgen de de Guadalupe para que sean colocadas a sus pies en el Santuario mismo de Tepeyac, México, pulsa aquí

Fuentes: Instituto Superior de Estudios Guadalupanos, Santuario Basílica Nuestra Señora de Guadalupe, EWTN.

 

Anuncios

Un comentario

  1. Pingback: “La tilma de la Virgen de Guadalupe es una obra de arte divina” — Servicio Catolico Hispano | catolicos santos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s