Yo Te Bendigo y Te Guardo

​31 DE DICIEMBRE: YO TE BENDIGO Y TE GUARDO; MI GRACIA TE SOSTENDRÁ 

(Jn 1, 1-18)

Por: Nubia Celis 
Esto dice el Señor:

“En este último día del año quiero renovarte mis promesas y levantar tu mirada hacia el futuro, una vez más quiero decirte que estás en mis manos y que yo procuraré que no te falte nada, yo mismo seré el sol que alumbre tus días y la luna que aclare tus noches. Como el águila alimenta a sus polluelos te tomaré y te llevaré sobre mis plumas, yo mismo te guiaré, te alimentaré y te cuidaré como a la niña de mis ojos (Dt 32).
¡No te fallaré! No temerás los miedos de la noche ni la flecha disparada de día, ni la peste que crezca en la tiniebla, ni la plaga que azote a pleno sol; aunque caigan mil hombres a tu lado y diez mil a tu derecha, tú permanecerás fuera de peligro, mi lealtad y mi escudo te protegen. Cada día será para ti una nueva creación, con tus ojos verás las maravillas que realizo por ti y con tus oídos escucharás mis palabras de aliento. Yo será para ti un padre y tú serás para mí un/a hijo/a. No tendrás de qué avergonzarte pues yo, tu Padre, te limpiaré de todo pecado y borraré tus culpas, te justificaré y serás precioso a mis ojos (Is 43,3).
Te daré un corazón nuevo e infundiré en ti un espíritu nuevo, arrancaré tu corazón de piedra y te daré uno de carne con mi ley escrita en él (Ez 34); yo mismo te diré qué debes hacer y te instruiré como el maestro a su discípulo (Is 30). Te daré la lluvia para las semillas que siembres en los campos y la prosperidad te visitará todos los días.
Yo seré tu defensor, tu apoyo y consuelo cuando llegue el tiempo de la sequedad y los reveses, si te caes nos levantaremos una y mil veces y ganaremos juntos nuestras batallas. Basta que tengas los ojos abiertos y verás la derrota de tus adversarios (Sal 91). Si te acoges a mí yo te libraré y te protegeré. Pisa firme, no te dejes intimidar por tus debilidades o por la crítica de los demás, sé consiente de tus actos y avanza hacia adelante con la mirada puesta en la meta. Despójate de tu hombre viejo y de todo lo que te ata al pesimismo y a la derrota. Deja pues toda carga inútil y en especial las amarras del pecado, para correr con perseverancia en la prueba que te espera (Hb 12,1-2).
No vayas con medias tintas ¡dalo todo! Pon todo lo que está de tu parte y obedece a los impulsos que desde dentro el Espíritu te suscita; hazte fuerte con mi energía y con mi fuerza (Ef 6,10), ponte la armadura de Dios, para poder resistir las maniobras del diablo. Toma la verdad como cintura, la justicia como coraza, y como calzado el celo por propagar el evangelio; usa la espada del Espíritu o sea la Palabra de Dios.
Cuento contigo para seguir manifestándome al mundo, este año abriremos caminos nuevos y viviremos nuevos retos, yendo siempre a más: más lejos, más alto, más vida y amor para dar y compartir. Cuenta tú también conmigo y yo realizaré todas tus empresas, tu rostro brillará y habitarás en mi casa todos los días (Sal 23). “¡Feliz año 2017!”

Anuncios

  1. Pingback: Yo Te Bendigo y Te Guardo — Servicio Catolico Hispano | catolicos santos

  2. Pingback: Yo Te Bendigo y Te Guardo – #MaraGomezCejas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s