LA FE DE LA VIRGEN ​MEDITACIÓN 1

MEDITACIÓN 1: LA FE DE LA VIRGEN Tomado del libro “Puntos breves de meditación sobre la vida, virtudes y advocaciones litúrgicas de la Santísima Virgen María” del Rev. Padre  Ildefonso Rodríguez Villar. Originalmente publicado en 1942.

Inmaculada Concepción

Inmaculada Concepción

1.° ¿En qué consiste? — La Fe esencialmente consiste en creer una cosa sólo porque Dios nos la ha revelado. — Comprende la importancia y el mérito de esta definición. — No hay que creer porque lo entendamos o lo demostremos con evidencia, como sucede con las verdades humanas…, sino que hemos de someter nuestro juicio… y nuestro parecer… y nuestros sentidos… y nuestra razón misma…, a la palabra de Dios. — Él lo dice y ya basta para que creamos sin buscar ni desear más razón que esa. — ¡Qué humildad!…, ¡Qué sumisión!…¡Qué confianza en Dios supone el acto de fe! — Por eso tanto agrada al Señor…, por eso también tanto le ofende el pecado de incredulidad.
Piensa la injuria que se hace a una persona cuando dice algo y no se la cree… Sencillamente estamos dudando entonces de su veracidad y juzgamos o que nos engaña con malicia, o al menos se engaña y se equivoca en lo que dice. — Es decir, que cuando no creemos a alguien, es porque le tenemos por ignorante y no sabe lo que dice…, o por mentiroso, que trata de engañarnos.
Aplica esta regla al acto de fe divina, y comprende la enormidad del pecado y de la ofensa que para Dios supone el que el hombre tenga a Dios por ignorante o por mentiroso, y por eso no le crea. — ¡Qué horrible desvergüenza!… ¡Qué espantoso atrevimiento! — La fe, por tanto, es una virtud sobrenatural… infundida por Dios en el alma…, cuyo objeto es el mismo Dios. — Por eso se la llama virtud teologal…, que nos da a conocer a Dios no por medios humanos… ni con las luces de la razón, sino por la influencia de la divina gracia. — ¿Qué extraño, siendo esto la fe, que se encontrara en grado tan heroico en la Santísima Virgen? — Dios tuvo complacencia especial en infundir esta hermosísima virtud en su Madre Santísima… para que nos sirviera de modelo. — María cree siempre… con sencillez…, con confianza…, sin vacilaciones ni dudas, en la palabra de Dios.
2.° Un caso de fe. — Es fácil encontrar ejemplos de éstos en la vida de María. — Recuerda uno de ellos: el Ángel de la Anunciación pone a prueba su fe…, la dice de parte de Dios que concebirá y dará a luz un hijo… Ella, la Virgen, ¿podía ser Madre? — Naturalmente esto es Imposible… Sin embargo, no duda…, no vacila… En cuanto conoce la voluntad de Dios, cree en El y acepta todo lo que el ángel la dice. — Compara esta fe suya con la incredulidad de Zacarías… días antes que a Ella, se aparece el mismo ángel a Zacarías y le anuncia el nacimiento del Precursor. — Zacarías, duda…, no cree con firmeza al Ángel… y Dios le castiga…, le deja mudo. — Zacarías no tenía más razón para dudar, que su ancianidad… María tenía la de su virginidad. — A Zacarías se le anuncia un hijo que será el Precursor del Mesías… A María el mismo Mesías… y, sin embargo, Zacarías duda… y María cree.
Recuerda el caso maravilloso de la fe de Abraham. — Dios le dice que será padre de una gran descendencia… y para eso le anuncia un hijo,Isaac…, pero a la vez le manda que le sacrifique aquel hijo único que tiene… ¿Cómo se va a multiplicar su descendencia de este modo?… Abraham, no obstante, cree sin vacilar la palabra de Dios…, se dispone al sacrificio… y merece, por ello, ser llamado «Padre de los creyentes». Imagen es ésta de la fe de María… Dios la ha inspirado su voto…, único…, desconocido hasta entonces, de la virginidad. — Sabe que esto significa renunciar a la posibilidad de ser Madre del Mesías, que era el anhelo santo de todas las mujeres judías… María, por agradar a Dios, renuncia generosamente y se hace Virgen… Pero ahora el Ángel le anuncia su gloriosa maternidad, y María…, sin dudar ni vacilar…, pregunta si es esa la voluntad de Dios, y en cuanto la conoce, la abraza y cree firmemente todo lo que se la dice. — Ella no sabe cómo puede ser eso…, su razón choca con la unión de la virginidad y la maternidad…,pero somete su criterio…, su parecer…, su razón misma… y cree con irmeza y sencillez… ¡Qué fe más grande la de María!
3.° Consecuencias. — Si tuvierais fe, dice Cristo, traspasaríais los montes… La fe es la que hace los milagros. — En el Evangelio, el Señor parece que se recrea en hacernos ver que era la fe la que obraba los prodigios. — Así dice: «Vete, tu fe te ha salvado.» Y otras veces: «Sea como tú has creído.» En María, obró el milagro de los milagros…; su fe atrajo al Hijo de Dios, de los Cielos a su purísimo seno… Así lo dice Santa Isabel cuando la Visitación: «Bienaventurada Tú, porque has creído…» Así también sucederá en ti. — Una fe de esta clase, será en ti la fuente de las grandes bendiciones… y de las gracias extraordinarias del Señor. — Él las derrama abundantísimamente en el que de este modo en Él cree y en Él confía. — Pero comprende bien el valor de la fe de la Virgen y compárala con la tuya… ¿También imitas en esto a tu Madre?… ¿Es sencilla tu fe y crees firmemente no ya sólo los dogmas y verdades reveladas, sino todo lo que el Señor, de una o de otra manera, te dice?… ¿O eres de los que creen que es cosa de Dios, lo que les agrada… y desechan lo que les disgusta?
Dios te hablará, además, directamente a tu alma por medio de sus inspiraciones, y también te hablará por medio de tus Superiores y representantes suyos… ¿Los oyes y los crees? Y si los crees, ¿sabes someter tu voluntad y tu parecer propio al suyo…, aunque no entiendas el cómo ha de ser…, ni el por qué de lo que te dicen? — ¿Imitas a tu Madre en esta sumisión a lo que te dicen de parte de Dios y la aceptas… aunque te cueste…, aunque te humille? — Termina pidiendo a la Santísima Virgen una fe semejante a la suya, y una docilidad grande, cuando oigas la voz de Dios que te llama, para que le creas y le sigas en todo momento…, sin vacilar ni un instante.

POR QUÉ EL ORGULLO NOS LLEVA A PECAR

Esta galería contiene 1 foto

San Bernardo de Claraval identificó 12 grados en el ascenso a la perfección, publicado su trabajo Los Grados de la Humildad y el Orgullo. En este caso hablaremos de la perfección del orgullo que lleva a comportamientos y actitudes pecaminosas. Piensa esto como recorrer los peldaños de una escalera o subir una montaña en que cada paso … Sigue leyendo

DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR

Esta galería contiene 1 foto

DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR Tomado del Catecismo Mayor de San Pío X ¿Qué es la EPIFANÍA del Señor? – Epifanía es la fiesta instituida para celebrar la memoria de tres grandes misterios. de los cuales el primero y principal es la adoración de los Magos; el segundo, el Bautismo de Jesucristo; el tercero, su … Sigue leyendo

​UN PROGRAMA DE VIDA CRISTIANA 

UN PROGRAMA DE VIDA CRISTIANA

Tomado del Misal y Visperal de Dom Gaspar Lefebvre, O.S.B y los monjes benedictinos de la Abadía de San Andrés en Brujas, Bélgica, edición de 1959.
Lo primero es amar a Dios y si de veras le amas, “haz lo que quieras”, porque es seguro que evitarás el pecado, o sea, el único mal verdadero que puede haber en la tierra. Evitarás el pecado mortal, y aun el venial deliberado y las ocasiones de pecar.
Cada día.

2° Retírate temprano a tu casa, teniendo horario fijo para levantarte, comer, recrearte y acostarte.

3° Oye la santa Misa todos los días con el “Misal Diario” que te ayude o con otro libro similar, y comulga en ella. – Si eres hombre, mayor razón para hacerlo, porque lo necesitas más.

4° Ten a diario un ratito, si quiera 5 minutos de oración mental o meditación.  (…) Es asunto muy importante, y más si eres hombre y estás muy ocupado.

5° Trabaja, porque si no lo necesitas para mantener el cuerpo, lo necesitas para sostener tu alma. No hay peor microbio moral que la ociosidad.

6° Reza también el santo Rosario, rézalo en familia, llamando también a tus criados.

7° Lee a diario alguna página de algún libro bueno e instructivo. ¡Los tenemos tan hermosos en castellano! No leas en cambio revistas ni periódicos poco recomendables, porque te harán y harán a otros mucho mal.- Divide tu día en tres 8, conforme a la escuela de Salerno: 8 horas de trabajo, 8 de descanso, y 8 para lo demás, recreo, visitas…
Cada semana.

8° Descansa el Domingo, porque lo manda Dios y su Iglesia; porque lo necesitan tu alma y tu cuerpo.

9° Oye misa y sermón todos los días festivos en tu parroquia, (y más si eres hombre), y lee en esos días algún libro religioso y espiritual.
Cada mes.1

10° Confiesa y comulga por lo menos cada mes, y más si eres hombre.
Cada año.

11° Bien te vendrían Ejercicios espirituales.

12° Confiésate y comulga por Pascua, pero no por mero cumplimiento. (…)Observa los ayunos y abstinencias de la Santa Madre Iglesia. No sé qué disculpa tendrás para no observar estas últimas.
¡Siempre!

13° Vive siempre como quien ha de morir.
Finalmente, oye a Sta. Teresa que te dice:-
“Acuérdate que no tienes más que una alma – ni has de morir más que una vez – ni tienes más de una vida breve…ni hay más de una gloria, y ésta eterna; y darás de mano a muchas cosas.

Tu deseo sea ver a Dios – tu temor, si no le has de perder – tu dolor, que no le gozas – y tu gozo, de lo que te puede llevar allá; y vivirás con gran paz.”

Meditaciones para los días de la octava de la epifanía.

Meditaciones para los días de la octava de la epifanía. Meditación I De la adoración de los Magos. (5 de enero)   Nace Jesús pobre en un establo;  y si bien le reconocen los Ángeles del cielo,  los hombres de la tierra lo dejan abandonado.  Solos unos pocos pastores vienen a visitarle.  Más el Redentor … Sigue leyendo

SANTO TOMÁS BECKET

Esta galería contiene 1 foto

SANTO TOMÁS BECKET   OBISPO MÁRTIR   PALABRA DE DIOS DIARIA Este mártir que entregó su vida por defender los derechos de la religión católica, nació en Londres en 1118. Era hijo de un empleado oficial, y en sus primeros años fue educado por los monjes del convento de Merton. Después tuvo que trabajar como … Sigue leyendo

MEDITACIÓN SOBRE LA FIESTA DE LOS SANTOS INOCENTES

Esta galería contiene 1 foto

MEDITACIÓN SOBRE LA FIESTA DE LOS SANTOS INOCENTES Tomado del Santoral de Juan Esteban Grosez, S.J. Seguido por “Salvete Martyrum” (Salve Flores de los Mártires), himno de Vísperas del Brevario Romano en latin y español Fiesta: 28 de diciembreI. Estos niños vertieron su sangre por Jesucristo antes de conocerlo. Hace ya tantos años que tú … Sigue leyendo

Matanza de los inocentes

Matanza de los inocentes El evangelio de Mateo, en su segundo capítulo, narra las circunstancias de la huida de la Sagrada Familia desde Belén a Egipto. Este éxodo constituye para nosotros un hecho histórico relacionado con la persecución ordenada por Herodes el Grande, que trataba de matar a Jesús. En esta ocasión, José, el padre … Sigue leyendo