​CUARTA APARICIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

Esta galería contiene 1 foto

CUARTA APARICIÓN DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA, DOMINGO, 19 DE AGOSTO DE 1917 EN LOS VALINHOS. Relato de Sor Lucía, vidente de Fátima. (La aparición no se realizó el día 13 de agosto en Cova de Iría porque el Administrador del Concejo apresó y llevó a Vila Nova de Ourem a los pastorcitos con la … Sigue leyendo

JESÚS SE TRANSFIGURÓ ANTE ELLOS

  JESÚS SE TRANSFIGURÓ ANTE ELLOS Tomado de “La Transfiguración Eucarística” de San Pedro Julián Eymard Hermosa es ciertamente la fiesta de la Transfiguración de Jesús en el Tabor. Digamos algunas palabras sobre sus relaciones con la transustanciación. Todos los misterios tienen alguna relación con la Eucaristía; y es que la Eucaristía los completa a … Sigue leyendo

​Una oración para los tiempos difíciles

Una oración para los tiempos difíciles

Dios te toma de la mano, y sin darte cuenta, te consuela y te alivia en tus tiempos más difíciles. Preséntale tu oración sincera. 

Siempre eleven toda clase de oraciones. 

 Algunas veces, la vida es bastante dura, complicada, muy difícil. Los días parecen más oscuros de lo normal. Se asoman tiempos de incertidumbre y el estrés anda por todo lo alto posándose sobre ti cual mochila cargada de piedras que debes llevar a toda costa . ¿Puede haber alguna oración para los tiempos difíciles?

Si abrimos bien los ojos del corazón, podemos darnos cuenta de que nuestra fe se fortalece aún más, no en los tiempos fáciles de la vida, sino en los más difíciles, en aquellos momentos que más nos cuesta tener fe.

Muchas veces anhelamos días sin preocupaciones, sin embargo, debemos saber que no estamos solos, Dios toma nuestra mano, y sin darnos cuenta, nos consuela y nos da auxilio en nuestros tiempos más oscuros si permanecemos humildes

“Pero él nos da una gracia más grande todavía, según la palabra de la Escritura que dice: Dios resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes”. (Santiago 4,6)

¿Por qué atravesamos por tiempos difíciles? No es la pregunta que debemos hacernos en estos casos,  no debemos centrarnos en un “por qué” sino en un “cómo”: “cómo superarnos”, “cómo salir de esto”, “cómo afrontarlo”, “cómo sacar lo mejor de nosotros”.

Puede ser que Dios quiere que, a través de estos momentos difíciles de tu vida, logres tener una mayor fortaleza, un mejor carácter, aumentar tu confianza y llevar tu perseverancia hasta el extremo

Dios no te abandonará ni se quedará de brazos cruzados cuando atravieses por esos momentos oscuros, tiempos difíciles. Él caminará contigo a través de ellos, hasta que salgas completamente transformado, más fuerte, renovado y con un gran propósito.

“No temas, porque yo estoy contigo, no te inquietes, porque yo soy tu Dios; yo te fortalezco y te ayudo, yo te sostengo con mi mano victoriosa” (Isaías 41,10)

A continuación, una oración para los tiempos difíciles que pueden ayudarte a atravesar estas circunstancias especiales de tu vida.
Oración para tiempos difíciles

Mi Dios, Señor y Rey de mi vida, son muchas las dificultades y retos que se asoman en la ventana de mi vida, muchos sentimientos grises emergiendo desde las aflicciones que llevo y las cuales me cuesta contener.

Ven Señor, ayúdame con la fuerza de tu verdad, ilumína cada rincón de mi pensamiento y dale claridad a mis acciones para poder combatir en los momentos difíciles de mi vida.

Pongo todas mis ilusiones en Ti. Tú eres mi alegría verdadera, la esperanza guardada que aviva la fe y no me hace desfallecer.

Tú eres mi escudo, mi roca fuerte y salvadora, el eterno descanso de todos mis agobios. Quiero, en todo momento, sentirme protegido y amado a tu lado.

Ven y neutraliza todo mal, toda dificultad, toda situación o cosa difícil que esté turbando mi mente, mi corazón y mi alma

Tú eres el que Todo lo puede, eres el Dios de las bendiciones y ninguna situación, por muy complicada que sea, se escapa de tu control.

Cualquier cosa es posible para Ti. Nada se te resiste y nada es demasiado complejo difícil para Ti. Tú siempre sales al rescate de tus hijos en los momentos de mayor necesidad

Por eso, te invoco. Ven y toca mi corazón, Señor, hazlo fuerte y capaz para el combate. Te necesito, confío en Ti. Eres el amigo que no falla. Ven y transfórmame con el poder de tu amor y de tu misericordia

Entra a mi vida, toma control de mis preocupaciones, aleja de mí la melancolía y la tristeza, todo sentimiento de culpa y de enojo, de fracaso y depresión, fobias, miedos que no me dejan avanzar

Confío en que sólo Tú puedes llevarme en buena dirección y sacarme de estas circunstancias oscuras que rodean mi vida y me mantienen estancado en situaciones vacías y desesperantes.

Ven a mí, oh Padre de bondad, ven a mi hogar, ven a mi corazón. Tócame con la luz del Espíritu Santo y lléname de entendimiento y de consejo para que more en mí la paz y que toda inquietud y temor desaparezca.

Ven Señor, con tu poder renovador y como bálsamo sanador, alivia mis cargas y hazme nueva creatura en tu amor.

Todo mi ser ahora te alaba y te glorifica Señor, sabiéndome rescatado por Ti y sintiendo la poderosa presencia de tu compañía fiel.

Te entrego ahora mis problemas, estos tiempos difíciles, traumas, complejos y desalientos, para que vengas con tu luz, ilumines mis acciones y me hagas caminar hacia Ti, confiado y protegido.

Amén

DOS RIESGOS AL UTILIZAR LA FRASE: Y ME CONFIESO POR TODOS LOS PECADOS OLVIDADOS

DOS RIESGOS AL UTILIZAR LA FRASE: Y ME CONFIESO POR TODOS LOS PECADOS OLVIDADOS Decir esa frase es algo que hay que alabar, siempre y cuando se haga bien. Por: P. Samuel Bonilla | Fuente: PadreSam.com En ciertos lugares, muchos fieles tienen la costumbre de, al terminar de confesar sus pecados, añadir “y me acuso … Sigue leyendo

​¿CUÁL ES EL DESTINO DEL HOMBRE? 

​¿CUÁL ES EL DESTINO DEL HOMBRE? Tomado del libro “La Religión Demostrada”  del Rev. Padre P. A. Hillaire, tercera edición, 1945.


El hombre ha sido creado para conocer, amar y servir a Dios sobre la tierra, y gozarle después en la eternidad. Se llama destino de un ser, el fin que debe procurar obtener y para el cual Dios le ha dado la existencia.
El hombre tiene un doble fin: el fin próximo, que debe cumplir sobre la tierra; y el fin último, es decir, la meta a que debe llegar después de esta vida, la bienaventuranza eterna.
Dios ha creado al hombre para su gloria
Todo ser inteligente obra por un fin: obrar sin un fin es absurdo. Dios, sabiduría infinita, no podía crear sin tener un fin, y un fin digno de Él. Este fin digno de Dios no es sino Dios mismo. Nada de lo que se haya fuera de Él es digno de su grandeza infinita… —¿Qué saca Él de la creación? Dios es el bien infinito, y no puede ser ni más perfecto ni más feliz. Pero Dios puede manifestar su bondad, sus perfecciones infinitas, y de esta suertservirlar su gloria.

Dios se glorifica exteriormente cuando manifiesta sus perfecciones con los bienes que da a sus criaturas, cada una de las cuales es como un espejo en el que se reflejan, con mayor o menor brillo, las perfecciones divinas.

Dios podría no haber creado, puesto que la creación nada añade a su gloria interior o esencial; pero creando, Dios debía poner en su obra seres inteligentes y libres: inteligentes para que conocieran sus perfecciones; libres, para darle gloria con homenajes voluntarios.

El hombre procura la gloria de Dios consagrando su vida a conocerle, amarle y servirle
Sólo en Dios puede el hombre hallar su felicidad

 

En esto consiste su fin próximo. Dios ha dado al hombre tres facultades principales: una inteligencia para conocer, una voluntad, un corazón para amar y los órganos del cuerpo para obrar. Es justo, pues, que el hombre consagre a la gloria de Dios su inteligencia para conocerle cada vez más; su corazón para amarle intensamente; su cuerpo para servirle con abnegación. El hombre es el servidor de Dios; no debe vivir para sí, pues no se ha dado a sí mismo la vida, no es dueño de sí, no se pertenece. El hombre lo ha recibido todo de Dios, ha sido creado para Dios y no tiene otra razón de ser que procurar la gloria de Dios.
Sólo Dios es el fin último del hombre
Dios podría no haberme creado; si lo hizo, fue por pura verdad: primer acto de amor. —Dios podía crearme únicamente para su gloria, sin reservarme ninguna felicidad ni temporal ni eterna. Pero su bondad infinita ha querido unir su gloria y la felicidad del hombre: segundo acto de amor. La felicidad del hombre, tal es el fin secundario de la creación. Luego, el hombre ha sido creado para ser feliz.
Sólo en Dios puede el hombre hallar su felicidad. La felicidad es la satisfacción de los deseos del hombre, el reposo de sus facultades en el objeto que las llena y satisface.
La experiencia nos dice que ni la ciencia, ni la gloria, ni la fortuna, ni cosa alguna creada, puede saciar al hombre. Él siente deseos de un bien infinito. Por consiguiente, sólo en el conocimiento y posesión de Dios puede el hombre hallar su felicidad.

¿POR QUÉ EL CATOLICISMO Y EL NEW AGE NO SON COMPATIBLES?

¿POR QUÉ EL CATOLICISMO Y EL NEW AGE NO SON COMPATIBLES? Algunas verdades a la luz de nuestra fe. Por: Luisa Restrepo | Fuente: Catholic-link.com Hoy les presentamos un video producido por Catholic link. Se trata de una entrevista realizada al Padre Gonzalo Len, Sacerdote Sodálite. El es Licenciado en teología por la Facultad de … Sigue leyendo