El primer sermón de Cristo comienza así…

El primer sermón de Cristo comienza así: El Espíritu del Señor esta sobre Mí, porque Me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos, para proclamar el año favorable … Sigue leyendo

“Doctores de la Iglesia”

Esta galería contiene 14 fotos

“Doctores de la Iglesia” “Doctores de la Iglesia” Es un título que la Iglesia (el Papa o un concilio ecuménico) otorga oficialmente a ciertos santos para reconocerlos como eminentes maestros de la fe para los fieles de todos los tiempos. La lista de acuerdo a la fecha de proclamación. 1-San Agustín: (354-430). Obispo de Hipona. … Sigue leyendo

4 pasos que deberías seguir si quieres sanar un corazón roto

4 pasos que deberías seguir si quieres sanar un corazón roto. 4 acciones necesarias para la sanación emocional de un corazón roto, no será rápida, pero promoverá sanación en tu alma. Recientemente tuve el almuerzo con un buen amigo que está pasando por tiempos muy dificiles. Está en medio de un doloroso divorcio. Está muy … Sigue leyendo

QUINCE ORACIONES DE SANTA BRÍGIDA

Esta galería contiene 1 foto

QUINCE ORACIONES DE SANTA BRÍGIDA Las Quince Oraciones reveladas por Nuestro Señor a Santa Brígida de Suecia en la Iglesia de San Pablo, en Roma Editadas bajo sanción del decreto del 15 de noviembre de 1966, publicado en la Acta Apostolicae Sedis, tomo 58, número 16, del 29 diciembre de 1966. ORACIONES aprobadas por El … Sigue leyendo

JESÚS SE TRANSFIGURÓ ANTE ELLOS

  JESÚS SE TRANSFIGURÓ ANTE ELLOS Tomado de “La Transfiguración Eucarística” de San Pedro Julián Eymard Hermosa es ciertamente la fiesta de la Transfiguración de Jesús en el Tabor. Digamos algunas palabras sobre sus relaciones con la transustanciación. Todos los misterios tienen alguna relación con la Eucaristía; y es que la Eucaristía los completa a … Sigue leyendo

DOS RIESGOS AL UTILIZAR LA FRASE: Y ME CONFIESO POR TODOS LOS PECADOS OLVIDADOS

DOS RIESGOS AL UTILIZAR LA FRASE: Y ME CONFIESO POR TODOS LOS PECADOS OLVIDADOS Decir esa frase es algo que hay que alabar, siempre y cuando se haga bien. Por: P. Samuel Bonilla | Fuente: PadreSam.com En ciertos lugares, muchos fieles tienen la costumbre de, al terminar de confesar sus pecados, añadir “y me acuso … Sigue leyendo

​¿CUÁL ES EL DESTINO DEL HOMBRE? 

​¿CUÁL ES EL DESTINO DEL HOMBRE? Tomado del libro “La Religión Demostrada”  del Rev. Padre P. A. Hillaire, tercera edición, 1945.


El hombre ha sido creado para conocer, amar y servir a Dios sobre la tierra, y gozarle después en la eternidad. Se llama destino de un ser, el fin que debe procurar obtener y para el cual Dios le ha dado la existencia.
El hombre tiene un doble fin: el fin próximo, que debe cumplir sobre la tierra; y el fin último, es decir, la meta a que debe llegar después de esta vida, la bienaventuranza eterna.
Dios ha creado al hombre para su gloria
Todo ser inteligente obra por un fin: obrar sin un fin es absurdo. Dios, sabiduría infinita, no podía crear sin tener un fin, y un fin digno de Él. Este fin digno de Dios no es sino Dios mismo. Nada de lo que se haya fuera de Él es digno de su grandeza infinita… —¿Qué saca Él de la creación? Dios es el bien infinito, y no puede ser ni más perfecto ni más feliz. Pero Dios puede manifestar su bondad, sus perfecciones infinitas, y de esta suertservirlar su gloria.

Dios se glorifica exteriormente cuando manifiesta sus perfecciones con los bienes que da a sus criaturas, cada una de las cuales es como un espejo en el que se reflejan, con mayor o menor brillo, las perfecciones divinas.

Dios podría no haber creado, puesto que la creación nada añade a su gloria interior o esencial; pero creando, Dios debía poner en su obra seres inteligentes y libres: inteligentes para que conocieran sus perfecciones; libres, para darle gloria con homenajes voluntarios.

El hombre procura la gloria de Dios consagrando su vida a conocerle, amarle y servirle
Sólo en Dios puede el hombre hallar su felicidad

 

En esto consiste su fin próximo. Dios ha dado al hombre tres facultades principales: una inteligencia para conocer, una voluntad, un corazón para amar y los órganos del cuerpo para obrar. Es justo, pues, que el hombre consagre a la gloria de Dios su inteligencia para conocerle cada vez más; su corazón para amarle intensamente; su cuerpo para servirle con abnegación. El hombre es el servidor de Dios; no debe vivir para sí, pues no se ha dado a sí mismo la vida, no es dueño de sí, no se pertenece. El hombre lo ha recibido todo de Dios, ha sido creado para Dios y no tiene otra razón de ser que procurar la gloria de Dios.
Sólo Dios es el fin último del hombre
Dios podría no haberme creado; si lo hizo, fue por pura verdad: primer acto de amor. —Dios podía crearme únicamente para su gloria, sin reservarme ninguna felicidad ni temporal ni eterna. Pero su bondad infinita ha querido unir su gloria y la felicidad del hombre: segundo acto de amor. La felicidad del hombre, tal es el fin secundario de la creación. Luego, el hombre ha sido creado para ser feliz.
Sólo en Dios puede el hombre hallar su felicidad. La felicidad es la satisfacción de los deseos del hombre, el reposo de sus facultades en el objeto que las llena y satisface.
La experiencia nos dice que ni la ciencia, ni la gloria, ni la fortuna, ni cosa alguna creada, puede saciar al hombre. Él siente deseos de un bien infinito. Por consiguiente, sólo en el conocimiento y posesión de Dios puede el hombre hallar su felicidad.